19 de octubre de 2016. Roger Federer y Rafael Nadal, una de las rivalidades más importantes en la historia del tenis, vuelven a cruzarse en Mallorca, España. En esta ocasión, la cita es fuera de una cancha de tenis, y el suizo es convocado para la inauguración del Rafael Nadal Academy. Como gesto de agradecimiento, el máximo ganador de Roland Garros le regala un cuadro con todos los enfrentamientos entre sí y le escribe una carta muy especial:

Querido Roger,

Muchas gracias por tu apoyo en la inauguración oficial de mi academia. Es un día inolvidable para mí, mi familia y mi equipo. No te imaginas lo que representa para nosotros que estés aquí. Este regalo refleja todos los momentos que hemos tenido en una cancha. Recuérdalos y mira todos los grandes momentos que hemos compartido juntos en nuestras carreras. Esto continuará…

La expectativa ese día fue diferente. Con un Roger Federer lesionado y Rafael Nadal lejos de su mejor nivel, el futuro era poco alentador. Su último cruce dentro de una cancha hasta ese momento había sido en la final de Basilea en 2015, con triunfo del local en sets corridos. ¿Acaso ese partido era el final de una histórica rivalidad?

En esa conferencia de prensa en España, las dos leyendas vivientes del tenis le transmitieron calma a sus fans: “Ni a Roger ni a mí se nos ha olvidado jugar al tenis, y estamos trabajando para volver a competir en el más alto nivel”, afirmaba el anfitrión del evento y director de la Rafael Nadal Academy. Ambos auguraron un futuro alentador, que se puede reflejar en esta increíble temporada 2017.

Como si el título de la película fuese Volver al futuro, este 2017 se puede comparar con los viejos tiempos, con Federer y Nadal definiendo los títulos más importantes del circuito. El sueño comenzó con la consagración de Roger Federer -quien volvió al tour luego de seis meses- en el Abierto de Australia, consiguiendo su décimo octavo título de Grand Slam ante Rafa. Luego un renovado Federer volvería a vencerlo en la final de Miami, para lograr así su tercer título en el año.

Por el lado del Manacorí, consiguió su décimo título en Montecarlo y Barcelona tras superar en la final a Albert Ramos Vinolas y Dominic Thiem, respectivamente. Dos alegrías inolvidables para el ex número uno del mundo, que había perdido tres finales consecutivas.

Un año soñado para los fanáticos en esta primera parte del 2017. Dos jugadores que trascienden el tiempo, y que perdurarán a lo largo de la historia del tenis. “Esto continuará”, la frase de Nadal que volvió a encender el fuego interior de estas dos grandes leyendas.

Compartir
Artículo siguiente¿Es difícil mantener la concentración durante el éxito?
Periodista Deportivo egresado en Deportea. Profesor Nacional de Tenis egresado en el Profesorado Sudamericano de Tenis. Trabajó como editor multimedia en el Argentina Open 2017 y en el Challenger de Tigre 2017. Actualmente es editor en el taller de televisión de Tea y Deportea.

Dejar respuesta

ESCRIBI TU COMENTARIO
ESCRIBI TU NOMBRE