Quiero compartir con ustedes el análisis del revés del talentoso jugador Ernests Gulbis. Para muchos, un jugador con una técnica un poco “rara”, a lo que podemos responder que usa perfectamente la biomecánica, es decir, el detrás de escena, lo que no se ve en el golpe, el uso de las fuerzas, los giros y los apoyos.

A continuación vamos a verlo más detalladamente: 

A- Se pueden observar los hombros alineados paralelamente a la red antes de realizar el “medio giro” o “primera rotación lateral”.
B- En esta primera rotación hacia la izquierda del propio jugador, se ve cómo Gulbis logra girar el tronco y la cadera produciendo la secuencia de acompañamiento de los brazos, los codos y la raqueta.
C- En cuanto al tren inferior (piernas), podemos ver cómo el pie derecho (en el caso de un diestro) tiene un rol protagónico ya que es el encargado de dar un paso de ajuste para acercarse a la pelota y además generar un buen balance.
D- Ya se puede apreciar el buen balance postural del letón y se ve cómo todo el tronco, la cadera y los hombros se encuentran perfilados en posición perpendicular a la red.
En cuanto al tren inferior, nos focalizamos también en el eje de las rodillas, ya que la alineación que se ve en la imagen nos permite tener un buen ordenamiento para realizar un correcto impacto.
E- En este punto, el tren inferior se lleva toda la atención ya que la flexión de las piernas ejerce una presión contra el suelo que denominamos “momento de carga” que luego se va a trasladar en un “momento de descarga” representado por la transferencia del peso hacia adelante (transferencia lineal) y una rotación de hombros, que acompañan el golpe de manera ascendente logrando darle efecto a la pelota (transferencia angular).
F- Los antebrazos y la muñeca (más los de la mano no hábil) tienen un rol protagónico en el movimiento hacia la pelota ya que se encargan de levantar levemente la raqueta y generar un golpe con efecto de abajo hacia arriba.
G- Vale aclarar que el momento de descarga ya comienza con la trayectoria de la raqueta hacia la pelota en busca del impacto. Esta es la representación del principio de “acción y reacción”. El tronco, la cadera, los hombros y los brazos giran y forman parte del movimiento hacia la pelota, a lo que le damos el nombre de “rotación hacia la pelota”.
H- Ocurre el impacto como consecuencia de todo el desencadenamiento de energía que va desde los músculos grandes a los pequeños. IMPORTANTE que el punto de impacto sea al costado y DELANTE del cuerpo.
I- Se ve cómo los hombros al momento del impacto quedan alineados paralelamente a la red como producto de la “rotación hacia la pelota”.
Al pequeño instante luego del impacto, la raqueta queda posicionada de forma horizontal y comienza la desaceleración de la misma, que nos permite un movimiento correcto con la menor carga de estrés posible, liberando la energía almacenada anteriormente y evitando una sobrecarga en articulaciones y tendones para disminuir el riesgo y la probabilidad de lesiones.
Debemos terminar el golpe con un buen balance para lograr una buena recuperación y preparación para el próximo golpe (IMPORTANTE que la cabeza esté alineada correctamente con el cuerpo, su rol en el balance es primordial junto a una buena base de sustentación).
J- La transferencia del peso luego del golpe se ve como consecuencia en el paso del peso del cuerpo a la pierna adelantada produciendo la extensión de la rodilla derecha (en el caso de un diestro).
Además se aprecia la terminación del golpe por encima del hombro, producto de la desaceleración luego del impacto que vemos desde la imágen I.
Importante: Luego de la terminación del golpe, la pierna atrasada, se pone por delante para poder realizar una recuperación. Es fundamental para estar listo para la activación (split) y preparación del próximo golpe.

Dejar respuesta

ESCRIBI TU COMENTARIO
ESCRIBI TU NOMBRE