Nicolás Kicker transita el mejor año de su carrera. Después de muchas temporadas peleando en el circuito logró meterse en el Top 100 por primera vez en su carrera y ganar su primer partido de Grand Slam en Roland Garros. El oriundo de Merlo, quien disputará la semana que viene la Copa FILA (recibió un wild card), dialogó con Ventaja Tenis Radio acerca de sus sensaciones en este año.

¿Qué representa para vos poder compartir tiempo con tu hijo en los momentos libres?

Para mí, pasar tiempo con mi hijo es mi prioridad número uno. El tenis pasa a un segundo lugar y es lo más lindo que te puede pasar en la vida. Lo disfruto cada vez que estoy en Argentina y si puedo llevarlo a algún torneo, lo llevo también.

Fuiste invitado para el cuadro principal de la Copa FILA. ¿Qué se siente jugar en casa?

Es un Challenger muy lindo que puedo jugar acá en casa. Está muy bien organizado, es uno de los mejores. También muy contento porque pueden venir mis seres queridos, familiares y amigos. Además está cerca de mi casa, así que ojalá tengamos más Challengers en Argentina para tener más cercanía, los europeos tienen mucha ventaja con eso.

¿Te va a acompañar la banda de Merlo?

Seguro van a ir (risas). Depende los horarios de trabajo de ellos pero seguro que van.

¿Cómo fue ser padre tan joven y de qué manera te manejaste con el circuito?

Al principio fue complicado pero gracias a mi familia pude seguir jugando al tenis, porque sino me tenía que poner a trabajar como el resto de los padres. El tenis es un trabajo pero en ese momento yo no ganaba plata y era complicado. Suerte que tengo a mi familia y pude seguir jugando al tenis.

¿Estuviste cerca de formar parte del Equipo argentino de Copa Davis?

Sí, tuve la chance de ir de quinto jugador ante Kazajistán pero dije que no porque quería priorizar los torneos que iba a jugar. La chance la tuve, pero era difícil que jugara los partidos.

¿Qué te genera jugar Hamburgo, un torneo en el cual tuviste grandes resultados en 2016 y 2017?

Hamburgo es un torneo como se ve en la tele, es increíble. Es un ATP 500 muy lindo, está muy bien organizado. Me siento muy cómodo jugando ahí, me gusta cómo se siente la bola en Alemania, pero la verdad es un torneo hermoso para ir a verlo y para jugarlo. Increíble.

Pudiste vencer a Tommy Haas, quien está a punto de retirarse ¿Cómo lo describirías?

Con Tommy Haas compartí interclubes en Alemania. Es un fenómeno como persona, como jugador, un profesional. La imagen de él en Alemania es como con Lionel Messi acá. Se le da mucha importancia allá.

¿Cómo manejaste la presión de jugar y mantener una familia?

En ciertas instancias me costó porque, hasta que no estás dentro de los 120°, no ganás plata. Es muy difícil jugar con eso en la cabeza, hay que tratar de no pensar mucho y jugar tranquilo. Había veces que se me venía mi hijo a la cabeza y trataba de pensar en otras cosas, en la rutina y mantenerme concentrado en lo que tenía que hacer.

Este año conseguiste objetivos muy importantes: entrar al Top 100, ganar tu primer partido como Grand Slam ¿Qué te pasa por la cabeza en este momento?

Creo que todo pasó por cómo venía trabajando y lo que venía apuntando. Es como cumplir un sueño. Estoy trabajando para cerrar el año dentro de los cien mejores, para entrar al Abierto de Australia y tratar de meterme dentro de los 60 mejores el año que viene.

¿Es cierto que tu raqueta Prince no se fabrica más?

Mi raqueta no se fabrica más, estoy complicado con eso. Creo que igual el año que viene me cambio, encontré una que más o menos es parecida y me gusta. Las raquetas que tengo las compré por Mercado Libre, todas las que quedaban, no había muchas igual.

¿Qué sueños tenísticos te proponés?

Tengo dos sueños. Ganar un ATP y estar dentro de los mejores cuarenta del mundo.

Foto: ATP World Tour

Dejar respuesta

ESCRIBI TU COMENTARIO
ESCRIBI TU NOMBRE