La imagen parece ser siempre la misma. Y se repite una, y otra, y otra vez. Roger Federer alza sus brazos, los agita tres veces hacia arriba -con la raqueta siempre en su mano izquierda- y celebra la obtención de un nuevo título. En este caso se trata de su sexto Abierto de Australia y, además, su vigésima corona en un torneo grande, que lo afirman en el segundo lugar del ranking de jugadores con mayor cantidad de torneos ganados con un total de 96 (65 en cemento, 17 en césped, 11 en polvo de ladrillo y 2 en sintética).

 

Otro de los aspectos en los que el suizo lidera es en cantidad de dinero en premios deportivos. Es que con los más de 3 millones de dólares que obtuvo con su corona en Australia, alcanzó la suma de 115.050.482 y aventaja a Novak Djokovic, su más inmediato perseguidor, por más de 5 millones. El serbio acumula un total de 109.995291 y el último lugar del podio lo ocupa Rafael Nadal, que a pesar de no haber superado la barrera de los 100 millones ostenta la nada despreciable cifra de 94.936.755 millones de la moneda estadounidense.

A sus 36 años, el suizo sigue incrementando los números de una brillante carrera que lo depositan no sólo como el mejor de todos los tiempos del “deporte blanco” sino incluso entre los mejores deportistas de la historia. Es que en tierras oceánicas, el nacido en Basilea alcanzó al local Ken Rosewall y al serbio Novak Djokovic como uno de los jugadores que alzaron en mayor cantidad de oportunidades el trofeo en Melbourne Park. Asimismo, se convirtió en el segundo jugador más longevo en conquistar el Abierto australiano luego de que el propio Rosewall lo hiciera a los 39 años.

Asimismo, el actual número 2 del mundo ostenta todos los récords en torneos de Grand Slam, con 20 títulos, 30 finales, 43 semifinales, 52 cuartos de final, 60 octavos, 332 victorias y 72 participaciones. Lo curioso es que en ese enorme número de instancias definidas, únicamente cayó ante 3 rivales: Novak Djokovic, Juan Martín Del Potro y Rafael Nadal. Además, empató el récord de Laver y Rosewall de ganar 4 Grand Slam con 30 años o más y logró 3 con más de 35. Y el propio Laver no dudó al llenar de elogios al helvético: “Para mí, Federer es el mejor de la historia. Nadal también es un grande, ganó 10 veces Roland Garros, pero Roger juega su mejor tenis en las grandes ocasiones y en cualquier superficie. Logró 20 Grand Slam, superó la prueba del paso del tiempo y eso es fundamental”.

Por otro lado, se distancia con respecto a Novak Djokovic y Rafael Nadal, sus máximos perseguidores, con un total de 53 de los denominados “títulos grandes” (Grand Slams, Masters 1000 y Torneo de Maestros). Djokovic ostenta 47 y Nadal, por su parte, 46. En tanto, el suizo es el jugador que más finales de torneos ATP alcanzó, con 145, cediendo apenas en 49 de ellas.

Y como si esto fuera poco, con la caída de Rafael Nadal en cuartos de final por retiro ante Marin Cilic, la posibilidad de que Federer retorne a la cima del escalafón está a la vuelta de la esquina. Entre la última semana de febrero y la primera de marzo, Nadal y Federer disputarán los torneos de Acapulco y Dubai, respectivamente. En caso de que el mallorquín, quien aún tiene en duda su participación debido a la lesión en su rodilla derecha, ceda en cuartos de final o antes, será Federer quien lidere el ranking. En caso de que ambos se coronen campeones en dicha semana, el suizo liderará el ranking por primera vez desde el 29 de octubre de 2012 a partir del lunes 5 de marzo.

Y si de semanas como número 1 del mundo se trata, la lista -como no podía ser de otra manera- es encabezada por Federer, quien acumula 302 semanas al frente del ranking ATP. Roger Federer sigue   escribiendo su propia historia con letras doradas en el mundo del tenis, y todo hace parecer que la tinta de su exquisita pluma se acabará cuando él mismo lo decida.

Dejar respuesta

ESCRIBI TU COMENTARIO
ESCRIBI TU NOMBRE