Tiempos de cambio y transformaciones son los que atraviesa el tenis en su estructura, tanto en los deportistas que comienzan a tomar los primeros planos o en reglas innovadoras que intentan cambiar la dinámica del juego. La Federación Internacional de Tenis (FIT) anunció un principio de acuerdo con el grupo inversor Kosmos, que desembolsará 3 mil millónes de dólares a 25 años y generará cambios sustanciales en el desarrollo del Grupo Mundial de la Copa Davis.

Aún no hay detalles acerca de la fecha exacta, aunque la idea del Ente que controla el deporte blanco sería agrupar el evento en una semana y disputarlo en noviembre, con las mejores 18 naciones del Mundo y con una sede única, siendo 2019 el año de su comienzo. El Consejo de Administración de la FIT lo apoyó unánimemente y será resuelto cuando sea presentado en la Reunión General Anual de la FIT en agosto, en Florida, para lo cual se requerirá una mayoría de dos tercios para la aprobación final. Las finales tendrán un formato de zona de grupos seguido de una fase eliminatoria de cuartos de final.

Cada partido consistirá de dos individuales y un dobles al mejor de tres sets. Los 16 ingresos directos serán las naciones que hayan clasificado para el Grupo Mundial, más la incorporación de otras dos naciones. También habrá una ronda eliminatoria durante las finales, que incluirá a las ocho naciones que clasificaron de los eventos del Grupo Zonal I. Los ocho ganadores de los play-offs obtendrán un lugar en las finales del año siguiente. No obstante, éste drástico cambio solamente afectará al Grupo Mundial, dejando los formatos de los grupos continentales de la misma manera en la que se disputan actualmente.

A pesar de la suma de dinero que aportará Kosmos, cierto es que la denominada Copa Mundial del tenis perdió la presencia de grandes figuras en los últimos años por una constante encrucijada en la que los jugadores se encontraban entre representar a su país o dar prioridad a su calendario personal.

Por el lado de los cuatro fantásticos, Roger Federer disputó 27 series aunque la última fue en 2015 para que Suiza permanezca en el Grupo Mundial luego de haber sido campeón en 2014. A su vez, Rafael Nadal apenas disputó 3 series desde su tercera y última coronación en 2011. “Creo que son buenos los cambios. Evidentemente, cuando una cosa no funciona a la perfección tiene que buscar nuevas soluciones y hace años que esto es así. Es una buena iniciativa que puede funcionar”, afirmó el mallorquín acerca de esta nueva versión de la Copa Davis.

Casos aparte son los de Novak Djokovic y Andy Murray. Ambos jugadores disputaron 45 series entre ambos, aunque vieron afectadas sus participaciones en los últimos años a causa de diversas lesiones.

En cuanto a los argentinos, David Nalbandian disputó 26 series aunque apenas participó en 4 hasta su retiro por cuestiones físicas. Juan Martín Del Potro fue partícipe de 13 series, incluidas 3 en 2016 cuando Argentina fue campeón, a pesar de que por lesiones y cuestiones personales no lo hacía desde 2012. Asimismo, Guillermo Vilas disputó 29 series entre 1970 y 1984, perdiendo la final en el ´81 ante Estados Unidos.

Dejar respuesta

ESCRIBI TU COMENTARIO
ESCRIBI TU NOMBRE