Crédito: Sergio Llamera

El italiano venció en poco más de una hora al Peque para conseguir su tercer título en igual cantidad de finales. Además, se convirtió en el primer jugador de su país en levantar el trofeo en el Buenos Aires Lawn Tennis.

El marco era el ideal: una soleada tarde de domingo, el público unánimemente apoyando a su favor, y sobre todo, la ilusión de poder llevarse el trofeo en casa. A pesar del maravilloso escenario que brindaba el estadio Guillermo Vilas, poco pudo hacer Diego Schwartzman (4° preclasificado) frente a un Marco Cecchinato (3°) que pareció flotar en el polvo de ladrillo de Buenos Aires.

Crédito: Sergio Llamera

Fue 6-1 y 6-2 en una hora y cinco minutos de juego para el nacido en la ciudad italiana de Palermo hace 26 años. A pesar de que resulta fácil explicar el desarrollo del partido a través del resultado en sí, lo del italiano en la jornada de hoy fue sencillamente espectacular. Sin doble faltas, con 28 tiros ganadores, 85% de puntos ganados con el primer saque y aprovechando cinco de las nueve chances de quiebre que dispuso.

Cecchinato, quien tuvo algún que otro cruce con el público presente que hacían ruido entre el primer y segundo saque, comentó: “Me encanta jugar aquí. El público alienta todo el tiempo y ese clima que se genera me gusta mucho. Diego es un gran jugador, pero creo que hoy jugué muy suelto y él algo tenso”.

Crédito: Sergio Llamera

“Marco es un justo campeón. Jugó a un nivel impresionante, me dejó hacer poco y nada. Ojalá que el año que viene pueda ganar el otro trofeo”, comentó el argentino una vez finalizado el encuentro.

A pesar de haber logrado una gran victoria en semifinales frente a su amigo Dominic Thiem (1° favorito), a Schwartzman la derrota en la definición lo deposita en una estadística negativa: en cuanto a números, fue la final más despareja junto a la de 2007. En aquella ocasión, Juan Mónaco venció por un idéntico resultado a -casualmente- otro italiano como Alessio di Mauro.

En lo que al 18° del mundo respecta, Buenos Aires es el tercer título de su carrera en igual cantidad de finales. La temporada pasada había obtenido otros dos trofeos, también en polvo de ladrillo: Umag y Budapest.

Dejar respuesta

ESCRIBI TU COMENTARIO
ESCRIBI TU NOMBRE

4 + 15 =