Lejos de los flashes de las cámaras, bajo un cono de sombra que da lugar al desconocimiento. El mundo de las apuestas es incluso más grande que el del tenis en sí; hoy en día es una mafia que engloba las peores cuestiones que atañen a este deporte. El nicho que encontró este gran negocio está en el sector más vulnerable del circuito: los torneos Futures, Women´s Circuit y Challengers, donde los jugadores aún no se han podido asentar económica y tenísticamente.

Para explicar el funcionamiento de esta cadena de negociados global, Ventaja Tenis habló con diferentes jugadores de estos circuitos que prefirieron no dar sus nombres por precaución. “Lo que hacen es muy simple. Se acercan a vos o a tu entrenador en medio del club en algún torneo y te ofrecen 4.000 o 5.000 dólares, por ejemplo. Para algunos puede ser tentador, porque en un Challenger para ganar esa plata tenés que ser campeón, descontándole los impuestos”, relata uno de los tenistas.

La política de la Unidad de Integridad del Tenis (con sus siglas TIU en inglés) es que cada uno de los jugadores que reciba este tipo de ofrecimientos los denuncie para poder dar con ellos y así procurar que todo sea lo más limpio posible. Pero la conclusión general de los jugadores es que la ATP no los protege, por lo cual no se sienten seguros para realizar las denuncias.

“Cuando a Fede (Coria) lo sancionaron fue una sorpresa. Los organismos que controlan el tenis (TIU en el caso de las apuestas) te piden que denuncies en caso de que te ofrezcan dinero, pero ellos no te van a poner a un policía en la puerta de tu casa para protegerte de estos tipos”, afirma otro de los jugadores que usualmente participa en este circuito de torneos menores.

“En torneos menores como los Futures o Challengers es algo de lo más común que te ofrezcan plata, pero lo mejor que podés hacer es apartarlos rápido y decirles que no. De todas maneras, los jugadores no nos sentimos protegidos y a veces tenemos miedo”, asegura otro de los tenistas que habitualmente disputa torneos de esta clase.

La ventaja de esta fórmula de las apuestas deportivas es que es muy difícil tanto de detectar como de combatir. La persona que apuesta puede ser un ama de casa, un estudiante, uno que pasaba por ahí, cualquiera puede hacer esa apuesta a cambio de muy poco o extorsionado, depende de cómo sea de violenta la organización.

Por otro lado, una situación muy común que viven los jugadores es la de ser insultados por los propios apostadores. La mayoría de estos los apuntan en las redes sociales, donde también es imposible detectar la procedencia del mensaje en cuestión. Además, los mensajes incluyen desde insultos hasta amenazas familiares muy graves.

Durante el Abierto de Australia 2016, cuando el mundo de las apuestas fue una revolución en Melbourne, al español Roberto Bautista Agut (13° del mundo por aquel entonces) se le consultó por el tema y contestó: “Algún día habrá una desgracia por el tema de las apuestas”.

Entre tantos jugadores, los argentinos que han sufrido esa clase de aprietes están Diego Schwartzman, Federico Coria, Guido Pella, Nicolás Kicker en su momento, además de algunos jugadores que juegan en torneos de menor orden, que son quienes dan su testimonio. A pesar de que, según cuentan, ya es algo que se toman a gracia y prefieren no prestar atención para no pasar un mal momento, es algo que suelen denunciar en sus redes sociales.

La ATP en conjunto con la TIU son muy rigurosas en cuanto a lo que las cuestiones de apuestas se refiere, pero a su vez surge una dicotomía en términos de ética. Es que en algunos torneos ATP de menor orden o en algunos futures y challengers, hay casas de apuestas que son los principales sponsors.

Un claro ejemplo de esto es lo que le sucedió al colombiano Robert Farah. En febrero, el doblista promocionó a través de sus redes sociales una casa de apuestas y a causa de eso la TIU lo suspendió por 3 meses. Pero como el jugador se arrepintió, pidió disculpas y colaboró con la investigación, recibió una multa de 5.000 dólares y un apercibimiento.

“Poder denunciar una red de apuestas es muy difícil. Por ahí un tipo maneja todo desde Abu Dhabi y te manda a alguien a hacerte la propuesta cuando vos estás en Chile, como me pasó a mí hace un tiempo atrás”, asegura Guillermo Franco, entrenador y tutor del profesorado de la Asociación Argentina de Tenis (AAT).

Otro de los temas que hace difícil la detección es que las opciones para apostar son múltiples. Es decir, se puede apostar a algo tan macro como quién va a ganar el partido a algo tan micro como quién gana el siguiente punto, si el sacador hará una doble falta o si lo ganará con un winner o un error no forzado, por ejemplo.

“Para los pibes que viajan solos es muy difícil. Ellos suelen ser los apuntados; como los Futures o los Challengers no los ve nadie es muy fácil modificar el resultado. Por eso se ven en esa clase de circuitos y no en un Grand Slam que lo ve un millón de personas”, avisa Franco.

“Otra cosa que hace muy difícil esto es que una vez que entrás no salís tan fácilmente de esta rueda. Si aceptás una vez, lo más probable es que te vuelvan a ofrecer y si decís que no, probablemente te dicen ´che, ATP, miren el video de tal partido´y te cagan. Eso debe haber pasado con Kicker”, concluye.

Las mujeres no están al margen de este negocio, aunque la táctica que utilizan para sobornarlas es diferente. Aunque también son perseguidas durante los torneos o en medio de los clubes, en ocasiones tratan de convencerlas con objetos materiales.

“Me pasó de haber ido con algunas chicas que entrenaba a los torneos y que nos llenen la habitación del hotel con regalos y cajas de bombones. Yo me comía los chocolates, tiraba la caja y les decía que no”, cuenta el entrenador.

“La gente de ATP tiene ideas muy contradictorias. Por ir a jugar un ATP 250 a los mejores les dan garantías y por terminar entre los 10 mejores los jugadores reciben premios económicos, pero eso no te lo cuentan. Yo no digo que esté bien arreglar un partido, pero a veces la falta de plata puede llevarte a tropezar”, afirma.

Claro está que las apuestas y la modificación de resultados de partidos no le hacen bien al deporte y en este caso al tenis. Pero ante la disparidad en el reparto de las ganancias y la falta de acción de las entidades que deben controlar estas organizaciones, las mafias tendrán libre proceder para poder hacer de este un negocio cada vez más grande y redituable.

Tenistas sancionados por apuestas
El austríaco Daniel Koellerer fue suspendido en 2011 de por vida por la ATP por reiterado arreglo de partidos y de resultados. “Por un caso de dóping te sancionan 6 meses y sin ninguna prueba te sancionan por arreglo de partidos. Gasté 180.000 dolares, perdí mi casa, a mi mujer y a mi hija. La ATP me arruinó la vida”, aseguró por entonces “Crazy Dani”.

En 2016 el francés Constant Lestienne fue suspendido por 6 meses por haber apostado en un total de 220 partidos entre 2012 y 2015. Aunque colaboró con la investigación en su contra y admitió su culpabilidad, también debió pagar una multa de 10.000 dolares.

Karim Hossam, el tenista egipcio de 24 años, fue suspendido de por vida y multado con 15.000 dólares luego de ser declarado culpable de múltiples delitos de amaño de partidos.

El jugador fue declarado culpable de 16 cargos de corrupción en virtud de la Sección D del Programa Anticorrupción de Tenis. Estos incluyen el amaño de partidos, la facilitación de apuestas, el suministro de información privilegiada y la falta de informes de enfoques corruptos a la Unidad de integridad del tenis (TIU).

El tenista ucraniano Dmytro Badanov fue suspendido de por vida y se le impuso una multa de 100.000 dólares luego de ser declarado culpable de delitos de fijación de partidos de tenis por un Oficial de Audiencias Anticorrupción (AHO) independiente.

Se descubrió que Badanov, de 30 años, había incumplido los términos del Programa Anticorrupción de Tenis al idear el resultado de un partido en el torneo ITF Futures F23 en El Kantaoui, Túnez en septiembre de 2015 y un partido en los Futuros de la ITF. Evento F26 jugado en El Cairo, Egipto en septiembre de 2016.

También fue declarado culpable de un cargo de facilitar las apuestas, relacionado con los delitos de arreglo de partidos en Túnez y Egipto.

Un caso muy reciente es el del merlense Nicolás Kicker. En mayo de este año, la TIU lo suspendió provisionalmente y en junio dio a conocer una suspensión definitiva de 3 años y una multa de 25.000 dolares por el arreglo de dos partidos en torneos Challengers, en Italia y Ecuador, en la temporada 2015.

Federico Coria también fue suspendido este año. El hermano menor de Guillermo fue suspendido por apenas 3 meses por no haber denunciado un intento de soborno en torneos Futures. Además, debió pagar una multa de 10.000 dolares. Podrá volver a competir a partir del 12 de agosto.

El último jugador sancionado es el argentino Patricio Heras. El actual 307° del mundo fue sancionado por 3 años (era por cinco, pero asumieron que no cometerá ningún delito en ese lapso de tiempo) y una suma de 25.000 dolares por haber incurrido en varios delitos.

Uno de ellos es haber arreglado un partido en el Challenger de Barranquilla, Colombia, en septiembre de 2015. Asimismo, Heras fue castigado por no haber denunciado un intento de soborno en repetidas ocasiones en aquel año.

El funcionamiento de la TIU
En 2008 y por reiterados casos de sospechas por arreglos de partidos, se creó la Unidad de Integridad del Tenis (TIU en inglés). Este ente surgió como parte del programa anti corrupción que puso en marcha el tenis a partir de aquel año, siendo uno de los primeros deportes en ponerlo en práctica.

A partir de esto, la TIU tiene la facultad para poder observar, con el consentimiento de los tenistas, las tablets, celulares y el registro financiero de los sospechados, que deben colaborar con las investigaciones. En conjunto con la ATP y la ITF, el objetivo de este proyecto es hacer del tenis un deporte libre de apuestas.

Al ayudar a prevenir la corrupción, TIU trabaja con el deporte para que sea difícil que los posibles corruptores accedan a jugadores y torneos. Todos los jugadores completan un programa de protección de la integridad del tenis en línea que explica las técnicas de preparación personal y el proceso de informar acercamientos corruptos.

Dejar respuesta

ESCRIBI TU COMENTARIO
ESCRIBI TU NOMBRE

3 × 3 =