El italiano venció por 6-3 y 6-4 al serbio en un buen partido. A sus 31 años,
consiguió el primer torneo Masters 1000 de su carrera y asoma en el top 10.

Derrota en su estreno en Córdoba, una nueva caída en su debut en Buenos Aires,
seguido de un rápido traspié en Río de Janeiro; debut y despedida en Marrakech. Para
Fabio Fognini, levantar el trofeo del Masters 1000 parecía una quimera después del
flojo comienzo de año que había tenido.

Con más dudas que certezas, el italiano desembarcó en el polvo de ladrillo del
principado, y dio muestras de tenis de alto vuelo. A sus 31 años, Fognini consiguió lo
que su talento tanto merecía: un torneo grande. Frente al serbio Dusan Lajovic, el 18°
del mundo levantó por primera vez un trofeo de Masters 1000 y aquellos fantasmas de
algunos meses atrás parecen haber quedado en el olvido. Fue 6-3 y 6-4 para Fabio en
poco más de una hora y media de juego. Esta corona significó, además, la novena para
el italiano a nivel ATP, siendo ocho de ellas en polvo de ladrillo.

Claro está que cuando la cabeza de este nacido en Sanremo está en orden, es uno de los
jugadores más versátiles y peligrosos del circuito ATP. “Si tuviese una buena cabeza,
llevaría diez años en el top 10”, deslizó el italiano una vez finalizado su partido de
semifinales de este Masters 1000 frente al 11 veces campeón del torneo, Rafael Nadal.

Todo pareció fluir durante los siete días de competencia para este excelso jugador.
Tanto su tenis como sus emociones estuvieron alineadas y le permitieron mostrar
pasajes de juego muy cercanos a su mejor versión. No es un detalle menor lo logrado:
venció a dos top 5 y expertos en la superficie como Rafael Nadal (2°) y Alexander
Zverev (3°), ambos en dos sets.

Tras su victoria en Montecarlo, Fognini pasará a integrar una lista selecta, la de
jugadores que consiguieron al menos una corona de Masters 1000 con al menos 30
años: Roger Federer (11), Andre Agassi (7), Rafael Nadal (5), Novak Djokovic (2),
Mikael Pernofors, Cedric Pioline, Ivan Ljubicic, David Ferrer y John Isner, todos con
uno.

A partir de mañana, el italiano subirá seis posiciones en el ranking ATP y escalará del
18° al 12° lugar del escalafón, logrando así su mejor clasificación histórica. Fabio
Fognini, ese antihéroe con raqueta azul, tan talentoso como a veces displicente, está
cada vez más cerca de llegar al lugar que su tenis se merece.

Dejar respuesta

ESCRIBI TU COMENTARIO
ESCRIBI TU NOMBRE

20 − 5 =