El suizo venció en un partido para el infarto a Gael Monfils y avanzó a cuartos de final del torneo madrileño, que ya ganó en 2012.

Único. Brillante. Creativo. Sublime. Espectacular. Mágico. Un semblante inalterable. Los adjetivos disponibles para calificar la carrera de Roger Federer parecen ser interminables. No obstante, cualquiera de ellos resulta insuficiente para poder dar un contexto verídico a lo que logra el suizo en cada uno de sus partidos.

El resultado de su encuentro de hoy frente al francés Gael Monfils (6-0, 4-6 y 7-5) en octavos de final del Masters 1000 quedará en el tiempo como una mera anécdota. Es que en la capital española, el mejor jugador de todos los tiempos obtuvo su victoria 1200 a nivel ATP. Sí, un número sideral que explica de alguna manera lo que es el suizo para el mundo del tenis.

También quedarán para el recuerdo y los libros su coraje para levantar dos puntos de partido en un momento crítico del tercer set en el que Monfils asomaba para quedarse con la victoria. Sirven los números para desglosar y tomar verdadera dimensión del hito que alcanzó hoy Federer en la Caja Mágica de Madrid: 758 victorias en cemento, 216 en polvo de ladrillo (teniendo en cuenta las dos que logró en Madrid), 176 en pasto y 50 en carpeta.

Cuestión frívola por excelencia la de las estadísticas, pero que en este caso ilustran a la perfección un hito indescriptible a través de la razón. Por caso, David Ferrer, uno de los mejores jugadores de los últimos 15 años y denominado “el número uno de los mortales” logró la asombrosa cifra de 734 victorias a nivel profesional en su carrera. Sí, apenas 24 menos de las que obtuvo el suizo en cemento.

Gracias a su longevidad y consistencia en el circuito, Federer está cada vez más cerca de lograr una hazaña que apenas temporadas atrás parecía toda una epopeya: igualar el récord de victorias a nivel ATP de Jimmy Connors. El norteamericano lidera esta ilustre lista con 1.742 victorias; de cerca (más que nuca) Federer, y luego vienen: Ivan Lendl (1.068); Guillermo Vilas (949); Rafael Nadal (936); John McEnroe (881) y Andre Agassi (880).

Mañana, el suizo enfrentará a Dominic Thiem en cuartos de final. El austríaco fue el último jugador que lo derrotó en esta superficie en el Masters 1000 de Roma 2016. ¿Hasta dónde llegarán los logros del suizo? Solo el tiempo dirá…

 

 

Dejar respuesta

ESCRIBI TU COMENTARIO
ESCRIBI TU NOMBRE

diez + 10 =